contáctanos

celebremoslarecuperacioncol@gmail.com

310 560 2476

310 343 6196

síguenos en redes sociales
  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

CONTÁCTANOS ya!   310 560 2476

310 343 6196

© Powered 2017 por Celebremos la Recuperación Colombia - Todos los derechos Reservados, tanto de las marcas como de su contenido. Los contenidos WEB de Celebremos la Recuperación Colombia  y su uso está enmarcado con las Normas Legales, en todos los ámbitos. Celebremos la Recuperación Colombia es una Organización de carácter privado, en cumplimiento de la Constitución Política y la Ley 1581 de 2012 de protección de datos personales, información a todos los colaboradores, personal, consultores y demás; cumple con las exigencias especiales para la protección de datos personales de menores (niños, niñas y adolescentes) y de los adultos que proporciona información personal con fines inherentes a la actividad; preservando su protección, conservando y garantizando su uso responsable y seguro, procurando proteger el derecho a la privacidad y protección de su información personal y toda aquella que nos suministra a través de nuestros formatos, formularios depositados en nuestras instalaciones y en el sitio web antes y después de la vigencia del decreto y la ley; que sus datos personales se encuentran incluidos en nuestras bases de datos. No vendemos ni cambiamos información personal con nadie y somos conscientes de la responsabilidad en el manejo de dicha información. Algunas imágenes, textos y otros recursos usados ​​en esta página, pueden haber sido sacados de la WEB y se respetan y tienen en cuenta los derechos de autor a que tienen lugar. Para todos los servicios y atenciones, por favor, póngase en contacto con Celebremos la Recuperación Colombia a los teléfonos o correos que aparezcan en esta página.

ira

¿Qué es exactamente la ira?

La ira es una emoción que se caracteriza por un incremento rápido del ritmo cardíaco, de la presión arterial y de los niveles de noradrenalina y adrenalina en sangre. También es común que la persona que siente ira se enrojezca, sude, tense sus músculos, respire de forma más rápida y vea aumentada su energía corporal.

Siendo una emoción relacionada con el impulso agresivo, algunos expertos señalan que la ira es la manifestación de la respuesta que emite nuestro cerebro para atacar o huir de un peligro. Por otra parte, el estado mental propio de los momentos de ira nos vuelve instintivos y merma nuestra capacidad para razonar.

 

Las causas de la ira

La ira puede surgir como consecuencia de un estado de inseguridad, envidia, miedo, etcétera. La ira puede aparecer también cuando somos incapaces de afrontar una situación concreta, pudiendo herirnos o molestarnos la forma en que actúan las personas de nuestro entorno.

En resumen, la ira o la agresividad suelen aparecer en situaciones que percibimos como una amenaza. Por tanto, la ira está fundamentada en sentimientos como el temor, el miedo, la frustración o incluso en cansancio.

Cuando nos sentimos frustrados ante algo, podemos reaccionar de varias maneras. Para el caso que nos ocupa, una de las posibles reacciones ante la frustración es la ira. La agresividad, por su parte, es la manifestación exterior de la cólera que sentimos.

La ira aparece de un modo automático ante algunas situaciones que nos obstaculizan para lograr fines u objetivos. Las emociones que sentimos no se producen sin razón, sino que cada una tiene una función específica. En el caso de la ira, el cerebro causa este estado para prepararnos para efectuar un esfuerzo superior para superar la dificultad que se nos ha presentado.

 

Tipos de ira

La ira tiene distintas facetas y adquiere diferentes formas:

1. La conducta agresiva y la violencia puede aparecer como una manera de lograr distintos objetivos cuando no hemos sido capaces de lograrlos sin usar la violencia. En este caso, podríamos hablar de una ira instrumental, porque la empleamos como un medio para obtener algo. Los terapeutas asocian esta conducta a unas pobres habilidades de tipo comunicativo o en el autocontrol, pero siempre será posible mejorar estos aspectos.

2. Puede aparecer la ira como explosión, a causa de haber aguantado durante mucho tiempo una situación injusta o perturbadora. Así, las pequeñas frustraciones diarias se van acumulando y, a base de no expresar nuestro malestar, acabamos estallando en un momento u otro. La solución a este tipo de círculos viciosos es gestionar adecuadamente la ira, y no ir acumulándola hasta explotar.

3. La ira como defensa surge cuando percibimos que nos están atacando o nos enfrentamos a una dificultad. Normalmente, tendemos a reaccionar de forma negativa más por intuición que por los hechos objetivos, lo que puede conducirnos a que nuestra ira sea poco justificada objetivamente.

Las consecuencias que provoca el descontrol de la ira y la agresividad en las personas puede ser:
 

  • Destrucción de las relaciones personales y laborales.

  • Producir daño a las personas que quiere y que le quieren.

  • Utilización de la ira con mayor frecuencia, aumentando el descontrol y la violencia.

  • Desarrollo de otros problemas psicológicos y físicos como pueden ser depresiones, sentimientos de culpabilidad, baja autoestima, problemas cardíacos, de tensión arterial, digestivos, etc.

  • Problemas físicos, como presión arterial alta, ataque al corazón. Problemas digestivos.

Tomado de https://psicologiaymente.net/clinica/como-controlar-la-ira  -  https://www.psicologiamadrid.es/tratamiento-control-de-la-ira-manejo-agresividad-violencia-psicologo-madrid.html

  • CR
  • CR